Reseña Sins of the Demon

Hola navegantes, buenos días. Os traigo hoy Jueves la cuarta y última reseña de esta primera semana temática, se trata del 4º libro de la saga Kara Gilliam, de Diana Rowland: Sins of the Demon, que ha salido a la venta a inicios de enero (por el momento el último editado). Como soy adicta a esta saga (romance, demonios macizorros, magia...¿quién podría resistirse?) lo conseguí de inmediato y lo devoré en una tarde. Lo malo de estos libros es que son cortitos T_T y no me llegan a nada y de momento no hay fecha para la publicación del 5º libro de la saga.

Sobre el libro:
Título: Sins of the Demon
Autora: Diana Rowland
Saga: Kara Gilliam #4
Idioma: Inglés
Formato: Tapa blanda (bolsillo)/ e-Book
Páginas: 320
ISBN: 978-0756407056
ASIN: 005I4JGBC
Precio papel: 6,18 €
Precio e-Book: sólo disponible de momento desde USA ($5,78)(Amazon.com no desde Amazon.es)

Sinopsis:
The homicide beat in Louisiana isn't just terrifying, it's demonic. Detective Kara Gilligan of the supernatural task force has the ability to summon demons to her aid, but she herself is pledged to serve a demonic lord. And now, people who've hurt Kara in the past are dropping dead for no apparent reason. To clear her name and save both the demon and human worlds, she's in a race against the clock and in a battle for her life that just may take her to hell and back.
[Los homicidios que se suceden en Louisiana no son sólo terroríficos, son demoníacos. La detective Kara Gilliam del grupo de operaciones especiales sobrenatural tiene la habilidad de invocar demonios para que la ayuden, pero ella misma está comprometida a servir a un Lord demoníaco. Y ahora las personas que han herido a Kara en el pasado están cayendo como moscas sin ninguna razón aparente. Para limpiar su nombre y salvar ambos mundos, el humano y el demoníaco, se encuentra en una carrera contra reloj y en una batalla por su vida que puede llevarla al infierno y de regreso].
Opinión Personal:

Con una nueva compañera/guardiana demonio a su lado, Kara afronta la vida como puede. No ha sabido nada de Ryan desde hace un tiempo, lo que la tiene al borde del abismo, varias personas que le han tocado las fibras en el pasado caen muertas como polillas cerca de una farola y los intentos de invocación cada vez son más frecuentes y precisos. Aparecen más brechas en el velo que separa las esferas y extrañamente están relacionadas con todas las muertes, por encima Rhyzkahl no le cuenta nada y ella sabe que tiene conocimiento de lo que está pasando, le dejó alguna pista hace tiempo pero parece que quiere que ella lo descubra. Cuando Ryan aparece de nuevo las cosas parecen mucho más calmadas y, aunque no han vuelto a ser como antes, van bien. Salvo quizás por el hecho de que Kara está más hormonada que alguien a punto de hacerse un cambio de sexo y eso hace que se alguna que otra escena tensa con él. Tras muchos trabajos y pesquisas logran descubrir a los responsables. 
El final es apoteósico y solo te deja con más curiosidad sobre la historia (como es más que evidente pasa algo radical, aunque previsible, y te dejan con una curiosidad tal que quieres matar a alguien por no poder seguir leyendo), te deja con más preguntas que respuestas. 
Vamos a ver señora Rowland ¿cómo te atreves a dejarme así?, ¿qué te he hecho yo para merecer esto?, ¡te odio!.


Debo decir que este libro tiene un ritmo en partes más lento que los anteriores libros, y en partes mucho más trepidante, sobre todo en el final. Aguantas la respiración y los pelos de la nuca parece que quieren clavarse en el respaldo del sillón, ¡madre mía!. Por lo demás Diana se mantiene fiel a su estilo desenfadado, sencillo y muy cuidado. Hay muchas escenas graciosas en esta nueva entrega y muchas escenas llenas de sentimiento, emotivas y sobre todo significativas.

El argumento de fondo se va complicando por momentos y se van mostrando en este libro algunos cabos sueltos de los tres anteriores, de modo que se van hilando en una trama cada vez más complicada llena de preguntas sin respuestas donde todo gira alrededor de Kara y lo que es...pero ¿qué es realmente?, ¿quién es Kara Gilliam?.

Los personajes son los mismos, pocos cambios suceden respecto a las personalidades. No así en las relaciones, Kara y Ryan han llegado a un punto de madurez donde él se ha dado cuenta de que, o la apoya en todo, o es un soberano mamón que no tiene derecho a echarle nada en cara. Y Kara cada vez está más coladita por él, ya incluso no deja ni que Rhyzkahl la toque, lo que por su lado hace que las relaciones con el Lord sean tensas.
¡Por dios! menudo trío, no sabes qué ocurre entre ellos, solo sabes que esos dos energúmenos se conocían, no se llevan bien y ahora se pelean por Kara, aunque no físicamente claro.
Además vemos en este libro cómo se establece una relación muy cercana entre Kara y Eilann, que es en el fondo como una niña, salvo por el hecho de que es un demonio mortífero que de una patada te manda al Machu-Pichu.
Para empeorar las cosas Ryan le grita, literalmente, lo que siente justo en el momento antes de perderla...si es que ¡me cago en to lo que se menea!, ¡¡te odio Rowland!!.
La parte más amable de los personajes la ponen Jill y Zack, que nos tiene una sorpresita, ...jejeje, shshshshs, y Tessa, que ya vuelve a ser la de siempre, también muchas escenas con Eilann y Fuzzykins (su nueva mascota) resultan de lo más hilarantes.

En fin navegantes, que esta cuarte entrega ha sido como un cañonazo para mí, me ha roto por dentro. No puedes esperar cuatro libros a que se declaren y luego separarlos así. ¡Quiero que salga ya el quinto libro!.
Si al final os decidís a leerlos no digáis que no os avisé del final tipo: pelos como escarpias y la mitad de las uñas mordidas.
La Autora:
Diana Rowland vive actualmente en el sur de Louisiana con su marido y su hija. A lo largo de su vida ha trabajado como camarera, policía, detective, especialista forense informática y asistente forense. Ganó el premio de puntería en su academia, es cinturón negro de Hapkido y ha tenido que lidiar con cadáveres en distintos grados de descomposición. Toda su experiencia vital la ha ayudado a escribir sus obras, entre las que destacan la saga Kara Gilliam, actualmente con 4 libros, y su nueva saga de zombies que se ha estrenado con el libro My life as a White Trash Zombie.


Atención el resumen a continuación puede contener spoilers!!!
Resumen:
Gente que en el pasado le ha hecho daño a Kara está muriendo misteriosamente, lo que es genial ya que la pobre no tiene suficientes problemas con: una compañera de piso demonio sobreprotectora, con la misteriosa actitud de Rhyzkahl hacia ella y sus secretos, con los intentos de invocación que no cesan y cada vez son más peligrosos, con más portales/brechas en el velo que separa las esferas y que de algún modo sabe que están relacionados, y con unos cambios de humor propios de una mujer hormonada al máximo... Además Ryan regresa de su "recuperación" y, tras un tiempo de separación, tanto él como Kara se ven más preparados para lidiar con toda su situación personal, aunque aún hay rastros del antiguo Ryan y de las rencillas entre él y Rhyzkahl, aunque sigue estando la pobre más perdida que un pulpo en un garaje entre tanta actitud masculina/demoníaca y tanto secretismo. Kara se ve en la obligación de andar con pies de plomo a su alrededor después de lo que ha descubierto sobre Ryan y sobre Zack si no quiere causarles problemas más que serios.
Como Kara es una buena persona, para proteger a media ciudad debe abandonar su propia protección, lo que hace que se la lleven, inevitablemente. ¿Problema? que Ryan se declara en ese preciso momento y ella a  él. ¿Pero quién se la ha llevado?, ¿por qué?, ¿quién es Kara en realidad?, tendremos que esperar a la siguiente entrega para arrojar algo de luz.


Valoración: 

4 comentarios:

Aelin dijo...

Me encantan estos libros. Me parecen super interesantes. Me recuerdan un poco a la serie de Cassie Palmer de Karen Chance y a la de El mundo de los lupi de Eilen Wilks. Lo malo es que estan en inglés, y el y yo no nos llevamos muy bien xd. Haber si los publican en español
Buena reseña
Bicoss

Babel dijo...

Jajajajaja, madre mía, hermosa, esta vez has dejado la casa en escombros de pura rabia XD. Si es verdad, no se puede tener un libro así sin su continuación justo al ladito, para darle un zarpazo y abrirlo nada más terminar el anterior. Me ha encantado lo de Machu Pichu XD.
Bueno, toda la reseña, es de lo más energúmena ;o).
Me voy al debate a ver qué tramas.
Besotes hormonados.

Ana NeveraDeLibros dijo...

Juuu tiene muy buena pinta aunque no me he leído ninguno de los anteriores.

Me gusta la sinopsis y espero que ya te hayas recompuesto de esa rotura interna ;-)

Talisman Dreams dijo...

Esto es lo malo cuando la historia engancha.... el tener que esperar para saborear más ¬¬

Un besito!!

Redes sociales

           

Apoyo

Participo

ir arriba