Reseña: Las ranas también se enamoran

Muy buenos días mis intrépidos, ¿qué tal lleváis este Martes día del trabajador?. Os traigo la reseña de un libro que terminé hace unos días, un libro al que le tenía algo más que ganas. Me dió una alegría tremenda cuando lo gané en el concurso de Susana, es que en mi librería siempre estaba agotado, igual que El beso del demonio, y me muero por leerlo T_T.
Se trata de Las ranas también se enamoran, de Megan Maxwell,  a la que desde aquí le doy las gracias por haber escrito un libro tan genial. Madre mía lo que me he reído con él, la verdad es que desde que lo terminé vuelvo a leer como una campeona, ¿¿será verdad que ya se me ha pasado el bajón lector??, yo todavía no canto victoria. A la reseña, que me lío. Espero que os guste navegantes, ¿lo habéis leído?, sino es así os lo recomiendo totalmente.
Titulo: Las ranas también se enamoran
Autora: Megan Maxwell
Saga: Autoconclusivo
Editorial: Versátil
Formato: Papel, encuadernación rústica
Páginas: 382
ISBN:  978-84-92929-46-7
Precio: 15,90 €
Sinopsis
Marta Rodríguez es una joven y divertida madre soltera que conduce una Honda CBF 600. Trabaja en el taller de moda flamenca de Lola Herrera, donde hace un poco de todo. Tan pronto soluciona temas de banco como diseña y cose el mejor vestido de flamenca. La vida de Marta, y su entorno, da un giro de 180 grados cuando el hijastro de su jefa, Philip Martínez, un empresario inglés, serio a la par que sexy, se cruza en su camino. ¿Qué será Philip, una rana o un sapo más en el gran charco de la vida?
Esta historia nos relata las aventuras y desventuras de Marta Rodríguez, una mujer de 32 años soltera y madre de una adolescente de 16 algo problemática. Marta trabaja confeccionando trajes de flamenca en la tienda de Lola Herrera, en Madrid. Allí trabajan también sus mejores amigos, Patricia y Adrián. Gracias a su trabajo Marta conoce a Philip, un conde inglés más estirado que una goma de pelo, que le dará más de un quebradero de cabeza.

Con una narración ágil y divertida, llena de momentos para morirse de risa, Megan me atrapó y me engulló en las páginas de su novela y en la vida de Marta. La edición del libro está muy cuidada, me encantan los principios de capítulo porque siempre sale una ranita en distintas posiciones, tal que así:
Salvo algunas erratillas que se han escapado en la corrección, no he encontrado nada en el estilo o la ortografía que desmejoren la lectura. Tiene un ritmo adecuado, un lenguaje sencillo y muy natural, con unos toques andaluces muy simpáticos, y, para mi inmensa alegría,  no abusa de ninguna descripción ni alarga situaciones innecesarias. Vamos que para mí están "fetén", perfecto. Si bien es una comedia romántica cuyo final se ve venir, tiene que ser así, no hay otra manera, puede que a muchos les parezca previsible la historia, pero para mí es así como debe ser.

Los personajes son increíbles todos ellos, muy bien caracterizados, a veces ya me suponía cómo iba a reaccionar alguno de ellos sin haberlo leído. 
El trio formado por Marta (la protagonista), la mujer responsable, que lo ha pasado mal en la vida pero que ha salido adelante, que sabe lo que quiere y no se amilana ante nada ni nadie, leal, decidida, fuerte y honrada, por Patricia, la alocada, sexualmente proactiva y llena de mal genio, y por Adrián, el amigo gay, buenazo, mediador en discusiones, alocado, de lágrima fácil y con buen corazón, me ha robado más de una carcajada. Estos tres tienen una dinámica sencillamente perfecta, me encantan, lo que me he reído.
Luego tenemos a la contrapartida de Marta, Philip, el conde inglés que entra en su vida como un huracán, lleno de discusiones y que la saca de quicio, pero sin el que no puede vivir. Es un hombre honrado, orgulloso, recto y, en definitiva, es todo lo contrario a Marta, o eso creemos en un principio.
Para terminar de conformar el elenco de la obra tenemos a Vanesa, la hija adolescente de Marta que no hace más que meterse en lios y meter a su madre en ellos. Lola Herrera, la jefa y casi madre de Marta, que se preocupa por su trio de locuelos más que por nada en el mundo. Karen y Antonio, la hermana y el padre de Philip. A Marc y Warren, los amigos de Philip. Y al Musaraña y a Juliana, los "exs" respectivos de nuestros protagonistas.
Podría parecer que tener tantos personajes dispersan la trama de la obra, pero es al contrario, la enriquecen y le aportan distintos matices muy simpáticos.

Quería poneros unas citas del libro, y la verdad es que no sé cual escoger, ya que cuando acabé la lectura, el libro estaba tal que así:
Pero he decidido poneros un par de ellas, así a boleo:
"- Es tu rana...queda con él y zúmbatelo. Yo lo haría."
"- ¿Qué haces?
- Limpiando la casa. La mierda ya anda sola y me saluda al llegar."
Puede que no sean las mejores, pero no quiero destriparos nada del libro, que vale la pena leerlo, con la segunda me reí bastante, seamos sinceros, ¿quién no ha tenido la casa así alguna vez?, con las motas asesinas que ruedan libremente bajo camas y sillones.

En definitiva navegantes, Las ranas también se enamoran es una comedia romántica Chic Lit que hará las delicias de todos los aficionados a este género. Con una pluma magistral Megan Maxwell nos atrapa desde la primera página y nos impide soltar el libro hasta el final, que nos deja un sabor de boca muy dulce y con ganas de leer más de sus historias. Se ha gando un más que merecido puesto en mi sección de autores favoritos.
Yo le doy un 5 de 5, sobresaliente

Megan Maxwell nació una fría tarde de febrero en Nüremberg (Alemania). Es hija de una española y un americano. Antes de cumplir su primer año de edad, su madre, una toledana muy guapa, hizo las maletas y juntas regresaron a España. Concretamente a Madrid, donde su familia las recibieron con los brazos abiertos. En su niñez siempre le gustó leer libros sobre mujeres decididas, valientes y con carácter. Nuncan le gustaron las féminas modositas.
Como Megan siempre dice: “Para mí, escribir es soñar”. Por ello escribe, sueña, inventa y crea historias sobre mujeres de rompe y rasga. Mujeres dispuestas a dejar su pequeña huella en el mundo y demostrar que eso de que somos el sexo débil está obsoleto y anticuado.
Durante años trabajó como secretaria en una asesoría jurídica. Allí escuchó los problemas de muchas personas, hasta que un día decidió hacer algo con su propia vida. El destino le dio una oportunidad y se lanzó a la piscina dispuesta a conseguir su sueño: publicar sus novelas.
Megan Maxwell vive en un encantador pueblo de Madrid, en compañía de su marido, sus dos hijos, sus amigos y su perro Drako.

27 comentarios:

Tatty dijo...

todavía no he leído nada de esta autora aunque todos sus libros me llaman mucho la atención, pero sin duda empezaré por éste, tiene una pinta buenísima y me encanta el género
besos

Babel dijo...

Esta mujer tiene un poder de absorción innegable. Cuando lo leí me engulló como a ti. Es para empezar a reír y, sin soltar el libro, reírse sin parar. Yo ya soy su fan, si es q tiene un estilo muy especial, verdad? ;o)
Me alegro de que hayas saltado sobre el lomo de la rana XD.
Besotes ranícolas.

maria eugenia dijo...

me pasa igual que a tí.. le tengo unas ganas tremendas..

Ainnoa♥ dijo...

yo no he leido nada de esa autoraa...aunque parece estar bien

besos

Arila dijo...

Qué ganas tengo de leer algo de esta autora, tienen pinta de ser unos libros super divertidos. Me han hecho gracia las frases que has puesto jaja! Un beso :)

Sandy! dijo...

Me encantó este libro, aunque creo que sería más correcto decir: me han encantado todos los libros de esta autora que han pasado por mis manos :)
Lo genial es que sus historias siguen siendo frescas y divertidas y encima su forma de escribir a mejorado muchísmo con el tiempo.
¡Un beso!

entre pàginas perfectas. dijo...

Es que me encanta!! este fue el primero que lei de Megan,por ebook.. como lloraba con todo! precioso!!
pero hasta ahora,el que mas es Te esperare toda mi vida..
un beso!!

Megan Maxwell dijo...

Muchísimas gracias por esta maravillosa reseña. Me encanta saber que el libro te ha gustado tanto y te hice sonreír. Un besazo guapetona

Tinuwel dijo...

Es uno de mis pendientes... nunca encuentro tiempo para él... No ayuda mucho que el chic-lit y la romántica contemporánea no me gusten demasiado... Pero todo el mundo habla maravillas de él... tendré que ponerme algún día... xD
Gracias por la reseña guapa!

xulieta dijo...

Me alegro mucho de que lo pasaras tan bien leyendo el libro guapa :)

me encanta la cita Es tu rana...queda con él y zúmbatelo. Yo lo haría."

XD Yo también lo haría jeejjeje

besitos!

Cartafol dijo...

Yo estoy apuntada al libro viajero de Algo más que lecturas y soy a la siguiente que le toca...que ganas!!

Espe dijo...

Lo gané hace ya tiempo en un sorteo y aun no me ha llegado >.< con la de ganas que le tengo.
Es que los libros de Megan son mi debilidad.
Un beso

Shorby dijo...

Buena reseña!!
Tengo muchas ganas de leer este libro, tiene muy buena pinta =)

Besotes

susanact dijo...

jajja tocaya me ha encantado esta reseseñaaaaaa y me alegro que disfrutaras del libro

Vir dijo...

jajaj ¡Qué de post-it, madre miaaaa! Me alegro que te haya gustado tanto el libro, la verdad que está genialoso como todo lo que escribe Megan!

Muy buena reseña Koneko, me ha encantado!

Un besazo :D

Ángel oscuro dijo...

La verdad es que te ríes un montón con el libro, a mi me gustó bastante y Phillip, ainsss esa rana en particular que monosaaa ess ♥
Aunque mi favorito de Megan sigue siendo Fue un beso tonto!!!

Un besotee guapii :D

Chaantii dijo...

"Más estirado que una goma de pelo" xDDDDDDDDD
Me llama, pero que la historia se desarrolle en España me echa un poco para atrás.
No he leído nada de chick-lit, aunque tengo uno por casa.
Me encanta la segunda frase xD

Un beso ^^

Margari dijo...

¡Qué buena reseña! Me apetece mucho este libro, aunque aún tengo un libro de Megan esperando en mi estantería. A ver si me pongo prontito con él.
Besotes!!

Bubbles dijo...

Me gustó mucho este libro, y ya he leído otro de la autora (Deseo concedido) y más de lo mismo, no me puedo resistir a seguir leyendo libros de ella ^^ un saludito

Inma ॐ dijo...

Wow, excelente reseña, guapa! Le tengo muchísimas ganas y más después de haber leído ¿Y a ti qué te importa? que lo disfruté muchísimo. A ver si puedo hacerme con el libro que estoy segura de que me encantará.
¡Un besote!

P.D: La segunda frase me ha encantado ajajajajajjaaj!

Maria Soul dijo...

¡Me alegro que te haya gustado! A mi me encantó también la verdad. Te aconsejo el de Fue un beso tonto, que a mi me gustó más!!!

Tienes un premio en mi blog :)

¡Besicos guapa!

Nidale dijo...

Lo quiero ¬¬, esta señora sólo cosecha que buenísimas críticas, y de todos los libros que tiene, éste es el que más me llama la atención, ¡quiero reirme con el! :D
Yo ahora mismo estoy en un bajón lector, no sé que me pasa, es una cosa muy raruna, pero espero que se me pase pronto, que se me acumulan libros ¬¬.

Besitos guapa!

crisis.91 dijo...

Este libro es genial y no me extraña que no pudieses elegir cita porque el mio tambien está lleno de post it ^^

Un besin

crisis.91 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
crisis.91 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
crisis.91 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Talisman Dreams dijo...

Necesito leer algo de Megan ya T__T que envidia me dáis cuando reseñáis alguno de sus libros...

Me alegra que lo hayas disfrutado tanto, y espero leerlo porque seguro que me va a encantar.

¡Gracias por la reseña!

Redes sociales

           

Apoyo

Participo

ir arriba